Hipoteca Multidivisa

Si estas atraversando un infierno sigue andando. Wiston Churchill

La Hipoteca Multidivisa

La hipoteca multidivisa es un híbrido que combina un préstamo hipotecario con un producto financiero derivado y complejo, que posiciona el valor de mercado de una divisa extranjera como elemento cuantificador de la obligación de una de las parte del contrato, que en su consecuencia debe estar sujeto a la Ley de Mercado de Valores. Dicho de otro modo, cuando se suscribe una hipoteca multidivisa se firma un contrato que va mucho más allá que un préstamo hipotecario normal con garantía de una casa, ya que dejando la casa de lado, la cantidad exacta que el cliente debe devolver a la entidad bancaria nada tiene que ver con la misma sino con el valor de la divisa extranjera escogida, que será el eje real sobre el que gire todo el contrato. Contacte con nosotros para mas información y consultas sobre hipoteca multidivisa.

– Como le afecta a Ud. la hipoteca multidivisa.

En este tipo de préstamo hipotecario híbrido con producto financiero Ud. Suscribe un préstamo hipotecario con una casa como garantía pero la cantidad que Ud. Debe devolver al banco queda totalmente al margen de esta casa y depende única y exclusivamente de la divisa extranjera escogida y de sus fluctuaciones en el mercado. Es decir, si ser consciente, Ud. entra en una apuesta a favor de la divisa extranjera escogida, y todo ello sin tener ni idea de los riesgos ni haber sido informado debidamente.

– Consecuencia de la hipoteca multidivisa para su economía familiar.

La consecuencia de la suscripción de una hipoteca multidivisa es devastadora; todo lo que baje el euro respecto a la divisa extranjera escogida es una pérdida directa para Ud. En su momento y sin ser consciente de ello asumió un doble riesgo: por un lado el riesgo en la valorización del tipo de interés y por otro lado la fluctuación del cambio de divisa. Todo ello se traduce de forma sencilla a que, en muchísimos casos, Ud. después de haber pagado durante varios años puede deber más euros de los que en su día recibió.

– Y si fui yo, como cliente, quien solicitó al Banco este tipo de hipoteca multidivisa?

Las hipotecas multidivisas se comercializaron a particulares durante los años 2007 y 2008 básicamente. En algunos casos fueros los particulares quienes solicitaron al banco este tipo de hipoteca su que habías escuchados sus grandes bondades, como puede ser tu caso. En tal supuesto, ello no justifica que el banco se olvide e incumpla su obligación de dar una información completa y exacta en su totalidad, ya que el derecho del cliente a recibir la misma debe ser salvaguardado en cualquier caso, con inclusión de que lo que estaban pidiendo no era una hipoteca como tal sino un producto bancario híbrido.

– Que tipo de información debería haber dado el banco al cliente en el caso de la hipoteca multidivisa?

Por un lado tenía que haber informado del riesgo del tipo de cambio, que impacta de forma directa no sólo a la cuota que vamos pagando sino también al capital pendiente, de forma que las cuotas podían subiendo y el capital pendiente podía aumentar de una forma desproporcionada. Y, por otro lado, el riesgo del tipo de interés, generalmente el Libor de la divisa elegida. En ese momento el Libor era mucho más bajo que el Euribor , lo que suponía un gancho perfecto para contratar hipotecas, pero sin saberlo el cliente el Banco si conocía que ya existían datos económicos que hacían vislumbrar el cambio absoluto de esta tendencia.

– Cuál es la opinión de los Tribunales acerca de la hipoteca multidivisa?

Las sentencias son en su mayoría a favor del cliente bancario, salvo extrañas excepciones. Así a modo de ejemplo los Magistrados de la Sección 17 de la Audiencia Provincial de Barcelona señalan:”(…) un consumidor cuyos ingresos y gastos lo son exclusivamente en euros, que carece de formación académica y financiera de cualquier relación con el mercado de divisas y que necesita financiacion para conservar un bien básico como es la vivienda, no asumirá
conscientemente la posibilidad de deber más de lo que recibe y de obligarse a pagar cuotas cuya cuantificación no puede conocer”.
La explicación es clara y cae por su propio peso, el cliente que suscribió tal hipoteca desconocía las consecuencias que tendría para su economía, todo ello por una falta de explicación, ya que si lo hubiera conocido en su totalidad y con los riesgos que conlleva sobre su vivienda, no hubiese
firmado.

– Existe un análisis jurídico de la Unión Europea sobre las hipotecas multidivisas?

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea solo se ha pronunciado una vez sobre este asunto y lo ha hecho a favor de los clientes. La Sentencia de 30 de abril de 2014, resuelve una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo de Hungría.
Entiende en Tribunal de Justicia de la Unión Europea que el importe de las cuotas se someta al riesgo de fluctuación, y la cláusula que lo recoge es considerada abusiva tanto en primera como en segunda instancia porque no permite conocer el modo de calcular el importe.
Asimismo considera abusiva la facultad del banco para calcular las cuotas mensuales de devoluciones vencidas sobra la base de la cotización de la venta de la divisa mientras que el importe del préstamo entregado en función de la cotización de compra que se aplicó para esa divisa. En definitiva, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea señala que ello confiere ventaja unilateral e injustificada al Banco , pues éste no realiza una operación de compre y venta de divisas, por lo que no podría aplicar un tipo de cambio a efectos de la amortización del préstamo distinto del utilizado en el momento de la entrega.

– Análisis de su caso: su interés de nulidad o corrección de cláusulas.

Cada vez existen más sentencias que anulan las hipotecas multidivisas, ya que los jueces, ante las demandas basadas en la falta de información y conocimiento del cliente en el momento de firmar este tipo de hipotecas, con una gran claridad ven un vicio en el consentimiento de forma que anulan el contrato en su totalidad. Y ello también puede tener consecuencias no deseadas en la economía del perjudicado, ya que si bien la entidad bancaria debe devolver al cliente todas las cantidades pagadas, incluyendo los intereses, el cliente a su vez debe reembolsar al banco el préstamo otorgado e intereses del mismo. Podría ocurrir que el dinero recibido se haya gastado en la compra de una casa y el cliente bancario no tuviera esa cantidad disponible. En esos casos, y en muchas otras ocasiones lo que en realidad beneficia al prestatario es la nulidad de solo algunas de las cláusulas del contrato , no de la totalidad del mismo. Es por ello que cada caso debe ser analizado de forma particular.

Noticias Jurídicas